(Traducción: chastekome)

Hay bondage y bondage. Para ser sincero, yo uso fundamentalmente el bondage para inmovilizar a mis chicos, para sujetarlos, para dejarlos listos para ser usados. El bondaje es solo un medio para un fin. Pero hay otros bondage tops para los que el bondage es mucho más que una herramienta que utilizan. Uno de ellos es Myfroghashat. ¿Qué es el bondage para ti?

Para mí, el bondage es todo lo que tú dices y todavía mucho más. Desde luego, también lo uso para “sujetar”, pero el concepto de sujección es muy amplio, y los medios para obtenerlo son numerosos. Así que yo veo el bondage como un medio para un fin, pero también como una búsqueda y un fin en sí mismo. Para mí, el acto de atar es tan importante para la sesión como lo que ocurre una vez atado.

Cuando estoy abordando una sesión, intento visualizar la sesión que quiero tener y cómo colocar adecuadamente al sumiso, y a partir de ahí por supuesto pretendo sujetarlo. Pero igualmente busco restringir y constreñir. Creo que la trifecta “sujetar, restringir, constreñir” es lo que le da al sumiso esa sensación de “oh oh, estoy bien jodido” que solo da el bongage prieto e inmovilizante, y es parte de lo que hace que el bondage sea divertido por sí mismo, incluso sin más juego posterior.

Para mí el bondage también es profundamente estético, y me esfuerzo totalmente en crear bondage atractivo visualmente, porque es el tipo de obra al que más reacciono. Atar estéticamente es lo que buscaba emular cuando empecé a enseñarme a mí mismo cómo atar hace seis años. Para mí el acto del bondage es artístico, expresivo, desafiante… Esas son algunas de las mayores razones por lo que me encanta atar, las posibilidades son casi infinitas, limitadas únicamente por tu propia imaginación, y en ocasiones por las leyes de la física.

Por supuesto, hablaremos de la estética del bondage y de tu amor por las cuerdas y hasta dónde llega. Pero has mencionado las sensaciones que un busca un bondage sub. Como dominante, has tenido a un montón de sumisos en tu casa. ¿Cuáles crees que son las sensaciones y los sentimientos que los bondage bottoms buscan principalmente?

Bueno, eso varía mucho de un sumiso a otro, pero hay ciertos temas generales que suelen aparecer. Por ejemplo, una pérdida de control, un deseo de someterse, una sensación de desvalimiento, una falta de libertad. Para mí, la redistribución del poder guía el estado mental, y eso es crucial para permitir a los sumisos fundirse en la escena. Y, como mi estilo de bondage lleva tiempo, los sumisos van estando cada vez más sujetos, y el intercambio de poder es lento y gradual, hasta que de pronto los sumisos están completamente indefensos. Es una delicia. 🙂

¿Cómo tiene que ser una sesión de bondage para que digas que ha sido buena?

Yo, en plan de borma, digo que son un dominante sirviente, porque, por mucho que esté en control de la sesión, me encanta crear sesiones que sean totalmente disfrutables por ambas partes. De manera que la respuesta más fácil sería que una buena sesión es una en la que el sumiso disfrute, porque yo disfruto al darle la experiencia que desee. Algunas veces eso se convierte simplemente en hacer un bondage bien ceñido y darle al sumiso la ocasión de relajarse y disfrutar de la experiencia. Otras veces se convierte en usar el bondage como un vehículo para una sesión de excitación y edging. A veces implica jugar con dolor y frustración. No hay un epígrafe o una guía que yo diría que produzca una buena sesión, sino que más bien es la unión de dos adultos que voluntariamente se implican en un juego seguro y razonable. ¡Soy muy fácil de satisfacer!

No hay estándares en SM ni en fetichismo. Esa es la razón por la que los deseos y las necesidades de toda la gente implicada y su satisfacción es lo que define el buen SM y el fetichismo. Hablemos de la parte artística y estética del bondage que mencionabas antes. ¿Cuál es la meta artística que tienes cuando haces bondage y qué hay en tu enfoque artístico?

BoundMike en un hogtie arcoiris con gancho anal.

Bueno, mi meta artística es hacer que el sumiso esté guapo, jajajaja. Quisiera poder decir que es algo más sofisticado o interesante, pero para ser absolutamente honesto, lo único que quiero es hacer algo bonito. Algo que intento hacer es elegir diseños de cuerda que complementen o mejoren la belleza natural del sumiso, y usar trucos de diseño para complacer al ojo. Pero, en general, solo intento hacer algo bonito y que resulte interesante.

Me gusta pensar en mi estilo como innecesaria pero deliciosamente adornado o intrincado. Robándole la descripción a un amigo y colega en la afición a las cuerdas, mi estilo es una atadura de alta frecuencia, de manera que las cuerdas cruzadas casi siempre interactúan de formas complejas y visualmente atractivas. En realidad, solo el 20-25% de mi bondage sirve en realidad para el trabajo técnico de sujetar. El resto es todo sobre restricción, constreñimiento y (sinceramente) atractivo visual. Se trata de divertirse con ello y de hacer un trabajo único, personalizado, ajustado, y firme. Últimamente he estado probando algunas ideas más nuevas que son mucho más claras, robustas, refinadas y minimalistas, pero aún así con conceptos decididamente seguros y atractivos.

Y en cuanto a mi enfoque artístico, me atrevería a decir que no tengo ninguno. Soy una especie de científico loco, probando esto y aquello, con cuerdas volando por todas partes mientras pruebo y afianzo un concepto. Normalmente dejo que las formas se dicten a sí mismas y permitan al concepto emerger, basándome en dónde aterriza la cuerda. Es un proceso, desde luego.

Una regla que me puse desde muy pronto cuando empecé a aprender a atar, para animarme a desarrollar nuevas técnicas y habilidades, es nunca hacer dos veces el mismo diseño. Así que siempre estoy innovando, conceptualizando y probando cosas nuevas. Lo peor que puede pasar es que una idea no dé buen resultado; desato unas cuantas cuerdas y pruebo algo distinto. Tengo que dar públicamente las gracias a mis sumisos, que comprenden y aprecian lo que estoy intentando hacer, y les encanta la experiencia, la paciencia, la habilidad y los resultados. Comprenden totalmente cuando algo no funciona, y son comprensivos y me apoyan si arreglo algo, o si deshago completamente y comienzo un proyecto. El bondage es un proceso colaborativo con un sumiso, y estoy tremendamente agradecido por haber trabajado con tíos tan fantásticos hasta ahora. Y también tengo ganas de tener muchas más sesiones de calidad.

Eso me suena a mucha cavilación y mucho trabajo. Pero realmente ¿solo quieres que los chicos estén guapos? Com Amo, echo de menos algo del aspecto sexual. ¿La meta no es hacer que den morbo, que estén listos para ser usados, expuestos, vulnerables y entregados a ti?

Bueno, claro, después de todo es bondage… Quiero que estén guapos y estupendos en el contexto del bondage. Claro que la meta es sujetar, constreñir, restringir. Claro que la meta es tenerlos atados y listos para jugar y ser usados. ¡Eso lo estaba dando por supuesto!

IML_MAL diseños decorativ – Pup Zuki (Izq.), KevinBnyc, Sumiso sin identificar, Pup Zuki, ShinyMarc ®

Para ti las cuerdas son algo muy especial. ¿Nos puedes contar algo sobre tu relación con ellas?

Bueno, mis primeros pasos en el BDSM cuando era un adolescente, explorando el porno online, y encontré algo de bondage con cuerdas. No sería más que un arnés básico de pecho y muñecas, pero yo me quedé transfigurado. Fue a través de la cuerda como empecé a explorar el kink, y cuando por fin estuve listo para experimentarlo, mis primeras sesiones fueron de bondage con cuerdas. Por entonces yo creía que quería ser sumiso, ser el chico de las fotos. Solo hicieron falta tres o cuatro sesiones para cambiar de lado y empezar a encontrar mi camino como atador.

Teniendo en cuenta dónde estaba viviendo en la época en la que hice esa transición, no tenía acceso a otros dominantes o a clases en las que aprender, así que aprendí yo solo. Estudiaba las imágenes de algunos dominantes increíbles (algunos de los cuales han aparecido en este mismo magazine), seguir las cuerdas desde la foto frontal a la de la espalda, hacerme una imagen mental del diseño, y después practicar conmigo mismo. Cuando empecé a jugar con mis primeros sumisos, trasladaba esos diseños a sus cuerpos y continuaba aprendiendo y desarrollándome.

En cuanto a las cuerdas en sí mismas, como estudiante universitario de presupuesto reducido, el cuero, la goma y otras cosas estaban fuera de mi alcance. Las cuerdas, sin embargo, entraban bien en mis posibilidades financieras, lo que resultó súper conveniente dada mi fijación con el bondage con cuerdas. También me di cuenta de podía ahorrar un montón de dinero si, en vez de comprar cuerdas de bondage, compraba cuerda en crudo y la procesaba y terminaba yo mismo. Hoy en día continúo haciendo mi propia cuerda de cáñamo para bondaje; cada metro que uso lo he trabajado personalmente y le he dado el acabado personalizado. Es una conexión increíble la que tengo con mis cuerdas, el diseñarlas y después usarlas en mis diseños.

¿Puedes explicarnos como haces tú mismo el acabado de la cuerda y qué tipos especiales de cuerdas estás haciendo?

KevinBnyc atado como una rana

Hago todas mis ataduras con cuerda de cáñamo de 6mm. No produzco la cuerda propiamente (¡todavía! Me encantaría ser capaz de hilar mi propia cuerda, así que permanezcan atentos, ¿quién sabe?), pero cojo la cuerda en crudo directamente de la fábrica en bobinas, y la transformo en cuerda de cáñamo usable en bondage. La cuerda de cáñamo cruda es muy sucia, muy rígida y muy rasposa. Así que empiezo hirviendo toda la cuerda para suavizarla un poco, y la lavo concienzudamente para quitarle toda la suciedad, aceites industriales y compuestos naturales que pueden ponerse rancios. Entonces dejo la cuerda secar por goteo y tiro para estirarla.

En ese momento decido las longitudes que voy a hacer, y uso lo que se llama “sailmaker’s whipping”, remate de velero, para asegurar los extremos que voy a cortar para producir los segmentos de cuerda individuales. La mayoría de mis cuerdas son piezas de treinta pies (unos diez metros), pero tengo cuerdas desde diez pies hasta de sesenta.

Entonces ablando la cuerda tensándola contra sí misma, lo que ayuda a lijar el exterior, a desintegrar cualquier dureza, a suavizar la cuerda, y a hacerla más flexible. Esto produce un montón de polvo y pelusas, así que el siguiente paso es chamuscar todo eso pasando la cuerda por una llama. Después solo queda barrer todo el hollín de las pelusas quemadas y acondicionar la cuerda. Us una mezcla de aceite mineral y cera de abeja, lo que le da un tacto y un aroma muy agradable. A medida que voy trabajando con más y más sumisos he descubierto que los aceites corporales naturales de hecho son buenos para el cáñamo, y ayudan a mantener la cuerda acondicionada.

Si voy a teñir la cuerda, el teñido va entre el chamuscado de pelusas y el acondicionamiento. Yo hago todo el teñido, y ahora mismo tengo nueve colores en circulación. Tengo rojo, rosa, naranja, amarillo, verde, azul, morado y negro. También tengo una cuerda con un gradiente arcoíris, en en la que el color cambia desde rojo hasta morado pasando por el resto de los colores, que es preciosa y es mi creación más nueva. Ahora mismo estoy trabajando en preparar más cantidad.

Creo que, si tienes el tiempo, prepararte tu propia cuerda de bondage es una forma alucinante de aprender sobre la cuerda, y de personalizar realmente tu propio material. He ayudado a muchos otros atadores a aprender a procesar la cuerda y/o a teñirla, y siempre me maravillo de ver a la gente comprometida con sus cuerdas.

Un tío como tú, que parece ser un perfeccionista del bondage, siempre tiene en mente nuevas ideas, nuevas imágenes y nuevas técnicas.

¡Siempre hay algo nuevo en el horizonte! Lo más inmediato es trabajar en producir más cuerda, especialmente más cuerda arcoíris. Tras haberla probado, definitivamente quiero más, y también estoy pensando explorar qué otros tipos de mezclas de colores y procesos de teñido puedo aprovechar para hacer hermosas cuerdas.

Además de eso, siempre hay espacio para el crecimiento estético y el desarrollo. Últimamente he estado explorando una forma de atar más pesada, más estricta, con barras espaciadas y envueltas, lo que es una especie de salto estético para mí. También he empezado hace poco a incorporar un nudo nuevo, el “nudo de la amistad”, en algunos de mis bondages. Siempre estoy a la búsqueda nuevas inspiraciones y formas de incorporar nuevos enfoques en mis ataduras.

Ahora mismo estoy en comunicación con unos cuantos kinksters de todo el mundo con los que he desarrollado amistades, tutorías y colaboraciones, y me encanta ver que algunos de esos esfuerzos dan frutos. Además, me encanta enseñar, y creo firmemente en apoyar y nutrir el talento emergente.

Por último, espero tener pronto acceso a puntos de anclaje convenientes para hacer trabajos de suspensión verdaderamente divertidos y excitantes.

Mientras tanto, siempre puedes encontrarme en Recon, Tumblr, Instagram y Twitter, y de vez en cuando en la vida real en una demostración, taller o convención. ¡Dime hola!


¿Quieres ver más trabajos de Myfroghashat y contactar con él?

Visita suTumblr,Twitter oInstagram.

NeutrinoFlavored and AlwaysRight sharing some bondage and light edging

Leave a Reply

Diese Website verwendet Akismet, um Spam zu reduzieren. Erfahren Sie mehr darüber, wie Ihre Kommentardaten verarbeitet werden .